Frutos silvestres de otoño

Frutos silvestres de otoño


Septiembre es el mes de las tareas de recolección y procesado de frutos silvestres para hacer compotas, mermeladas, jaleas, dulce… que iremos consumiendo a lo largo del año (y ofreciendo en Los Riegos para desayunos y cenas)

El primero suele ser el fruto del saúco (Sambucus nigra), arbolillo bastante extendido por Asturias  -donde se le conoce como sabugu, sambenitu, benitu, sauqueiro- pero cuyo fruto nadie que yo conozca aprovecha (las currucas, mirlos, zorzales… lo agradecen mucho).

En las partes bajas del P.N. Redes suele madurar hacia la primera semana de septiembre, cuando en las zonas más altas aun está claramente verde. Por nuestra zona generalmente comenzamos a recogerlo hacia el 10-15 de septiembre. Es un fruto agradecido, pues si das con dos o tres  árboles con el punto de maduración adecuado en poco tiempo se puede recoger cantidad suficiente como para procesar una buena pota y conseguir entre 12 y 15 frascos de jalea. Las tostadas de los desayunos y algunas carnes lo agradecen a lo largo del año.

Saúco (Sambucus nigra)

Saúco (Sambucus nigra)

Recogiendo moras

Recogiendo moras

Moras

Moras

Frutos de mora y sabugu

Frutos de mora y sabugu

Pasamos al escaramujo, que es el nombre genérico del fruto de las varias especies de rosal silvestre (Rosa sp pl). En Asturias también se le conoce como carranculo, escarbaculo, y en zonas de Castilla como tapaculo; en todos los casos estos nombres hacen referencia a las “propiedades” del fruto comido en seco: picazón por un lado y astringentes por el mismo lado.

Escaramujos en el rosal
Cosecha de escaramujos de tres rosales

Sin embargo, una vez cocidos, los escaramujos dan una jalea riquísima. Eso sí, cogerlos en cantidad suficiente cuesta bastante tiempo y muuuuchos arañazos por todas partes.

No podemos olvidarnos de las avellanas. En este caso, la recogida es bastante sencilla pues nos centramos exclusivamente en los avellanos (Corylus avellana) que hay en casa. Paloma coge los garrapiellos directamente del árbol (lo que por aquí se conoce como ermesar ablanes), mientra que yo prefiero apañar una a una las avellanas caídas al suelo. Lo que hemos notado este año es que hay muchas con coco (en realidad, el coco o gusano ya no está, ya se comió la avellana y lo que vemos es el agujero de salida).

Garrapiellos de avellana

Garrapiellos de avellana

Por último (por ahora), con los vientos de Sur de estos días (viento les castañes) han empezado a caer las nueces. En casa tenemos un solo nogal (Juglans regia), que por lo que vemos estos años es bastante irregular en cuanto a cantidad de nueces. Este año toca malo… en fin.

Nueces

Nueces

La cosecha de hoy

La cosecha de hoy

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *