Disfrutando de la nieve por los alrededores de Los Riegos (Parque Natural de Redes, Asturias)

Disfrutando de la nieve por los alrededores de Los Riegos (Parque Natural de Redes, Asturias)


Ayer vinieron unos amigos que querían estrenar sus raquetas de nieve. En total éramos cinco, y como la nieve empezaba casi en Belerda y hay muchas rutas de montaña alrededor de Los Riegos, decidimos salir andando directamente desde casa.

Preparamos unos bocatas, un poco de fruta y algo de beber y partimos pasadas ya las 11 h. El día estaba frío, incluso a esas horas, pero despejado y el sol quería empezar a calentar un poquito. Nos fuimos hasta Soto de Caso y ahí tomamos el camino que sube hacia Coto Braña, con la intención de ir sin prisa y sin un objetivo en concreto. Dentro del parque Natural de Redes, esta ruta no es muy frecuentada por los senderistas.

Iniciando la sunida

Iniciando la subida

A los 10 minutos de Soto de Caso la nieve cubría casi el 100% del terreno, pero las raquetas las pusimos un poco más adelante, cuando la sudada pedía una parada para quitar ropa. A partir de ahí, y tras algunas explicaciones del funcionamiento de las raquetas y varias risas con los incipientes andares de pato, todo para arriba en una subida no muy fuerte pero continua. Belerda quedaba cada vez más pequeño y más abajo.

El pueblo de Belerda

El pueblo de Belerda

La pista tiene tramos que pasan por la ladera solana y otros por la umbría, por lo que el estado de la nieve pasaba de relativamente blanda a bastante dura. Se notaba claramente el mayor esfuerzo al andar por la solana y, a pesar de las raquetas, el que iba rompiendo se hundía unos 20 cm.

El sol estaba bastante alto y calentaba, pero a ratos se metía la niebla y cuando andábamos por umbría había que abrigarse. No vimos muchos bichos, y cuando vimos un grupo de tres venadas con un macho coincidió un rato con niebla y no pudimos deleitarnos. Eso sí, en la nieve se veían un montón de rastros: perdiz, ciervo, corzo, liebre, zorro, lobo, mustélido tipo marta, tejón…

Internándonos en la niebla

A media subida, se metió un poco la niebla

Grupo de macho y tres hembras de venado en la niebla

Grupo de macho y tres hembras de venado en la niebla

A eso de las dos de la tarde, cuando habíamos superado los 500 m de desnivel, decidimos parar a comer algo, disfrutando del sol y del hermoso paisaje que teníamos delante. Después de tomar un pinchín seguimos hacia arriba, en principio hasta Coto Braña. Casi en Braña oímos unas voces y encontramos a cuatro excursionistas también con raquetas que andaban por el bosque sin rumbo no muy claro. Venían de Bezanes y habían subido por Coto Ancio para bajar por nuestra ruta de subida; en ese momento estaban unos 40 metros por debajo del camino, con intención de seguir monte a través por una ladera muy empinada. Nos dijeron que seguían un track de otro que habían subido a su GPS. Les indicamos el camino.

No digo que este sea el caso, pero hay gente que se siente segura con el GPS y ni se molesta en consultar cartografía de la zona, ni se informa con cierto rigor de la ruta que pretende hacer, ni sabe si está a la altura de quien realizó esa ruta primero, ni si las condiciones en que se realizó son las mismas… Conclusión: se pueden meter en un lío.

Llegando a Braña

Subiendo hacia Coto Braña

Total, que llegamos a la fuente de debajo de Braña y, sin plantearnos más, seguimos subiendo hasta la collada (la Colladona, 1.306 m). En la collada había dos rastros perfectos que iban paralelos y en la misma dirección: uno de liebre y otro de lobo… cada uno que entienda lo que quiera.

Característica disposición de las huellas en un rastro de liebre de piornal saltando

Característica disposición de las huellas en un rastro de liebre de piornal saltando

Las fuerzas ya flaqueaban y aquí parte del equipo se quedó y otra parte seguimos un poco hasta llegar a la cabaña más alta de Braña, junto al colláu Llagos (1.350 m). Sin duda, merece la pena superar la pequeña diferencia en altura que hay entre los dos puntos. La vista desde colláu Llagos es bastante más amplia que desde la Colladona, pues aquí el Cantu la Estrella (1.357 m) reduce mucho el ángulo de visión hacia el suroeste y el oeste.

Vista desde La Colladona hacia el sur. Destaca el Abedular y a su derecha las canales del Montovio

Vista desde La Colladona hacia el sur. Destaca el Abedular y a su derecha las canales del Montovio

Tras 5,2 Km y 730 m de desnivel, decidimos dar la vuelta por el mismo camino. La bajada, por supuesto, fue mucho más fácil y rápida que la subida. Además, entre nuestros rastros de subir y los de los cuatro excursionistas de bajar, había una “pista” muy pisada en la que las raquetas apenas se hundían.

A lo tonto, cuando llegamos a casa eran casi a las seis. Nos tomamos un merecido café caliente, en animada conversación con los amigos junto a la chimenea, a la espera de los resultados de las elecciones griegas ¿se puede pedir más?

Hasta otra, aaadios.

disfrutando de la nieve

Iniciando la bajada

Casa rural Los Riegos. Caso, Parque Natural de Redes. Asturias

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *